Una historia que no acaba de zarpar

Realmente he disfrutado la última obra de Christopher Nolan, Dunkerque (2017). Dicen que Nolan rueda y monta como dios, pero les advierto, si esperan ver sangre y explosiones por todos lados saldrán desilusionados. Mi opinión es que para disfrutar este filme deberás tener en cuenta los siguientes puntos:

Primero: olvídate de Salvar al soldado Ryan. Olvida esas imágenes que tan fuertemente se aferran a tu memoria, este es un filme bélico para nada convencional, aquí no hay batallas espectaculares en la playa o bandos enfrentados en trincheras. Tenemos un puñado de piezas de acción pero sólo se acumulan como ejemplo de cómo es la guerra, no para hacer una celebración de ésta. No tiene sangre. Ni una gota. Sigue leyendo

Share