Como los peces…

Guillermo del Toro es uno de mis directores preferidos. Es de esos que saben hacer artesanías de cine serie B, que explora mundos de seres extravagantes. De los que, como Tim Burton o Tarantino, hacen pasar un elefante por el ojo de una aguja a modo de musical y todos le aplauden hipnotizados como si fuera la octava maravilla del mundo.

La forma del agua (The shape of water, 2017) toma elementos de múltiples historias: la princesa muda, La bella y la bestia, el monstruo del pantano… Es una historia de terror con romanticismo pero zambullida (literalmente) en un mundo de científicos locos y espías en plena guerra fría. Una historia sublimemente edulcorada con elementos fantásticos y románticos, y un puñado de personajes estereotipados (con buenos muy buenos y malos muy malos, donde lo gris no existe), pero lo dejamos pasar mientras disfrutamos de una magnífica fotografía, la música maravillosa de Alexandre Desplat y una narración de cuento de hadas.

Con La forma del agua, Guillermo del Toro demuestra que sabe hacer malabares con un guion que es el menos original de toda su carrera. Nos vende la idea de los incomprendidos: una mujer muda, una criatura fuera de su hábitat y un artista gay; y para hacerlo más efectivo nos regala un mensaje anti racial, anti bélico, anti discriminatorio. Nos engaña, nos suspende la realidad y nos hace volver la vista a lo que él quiere que veamos mientras nos envuelve en una historia poética, un arrebatador romance ambientado en los 60, dulce, triste y sexy. Madurado en detalles y silencios, con personajes que habitan laboratorios secretos, cines de ensueño y apartamentos viejos.

El resultado es un ambiente retro-futurista con algo de steam-punk donde se nos hace fácil retrotraerse a ese cine de los 40 y 50 que solía imaginar los años 60 como un futuro fantástico y alucinante. La protagonista (Sally Hawkins) es más feliz en su mundo de sueños que en su monótona realidad: una rutina diaria de cocer huevos, masturbarse en la bañera, visitar a su vecino para ver musicales clásicos e ir y volver del trabajo. Las canciones que se escuchan, las películas que se ven hablan de un mundo hermoso ¿quién quiere vivir la vida real cuándo es mucho más bella vivirla dentro de las películas?

“Nunca bebo agua, por las cosas desagradables que los peces hacen en ella”

                           —William Claude Fields

Guillermo del Toro es de esos directores que, por lo general, saben verter su corazón en la gran pantalla con una habilidad cinematográfica exquisita. La forma del agua es la demostración más reciente de cómo nos vende gato por libre y todos quedan satisfechos alabando lo exquisito de un filme que podría ser muchas cosas, pero que nadie se engañe: es un cuento.

Desde su estreno en el 2017, La forma del agua ha ido dejando una estela de premios en cada festival de cine que se ha celebrado en el mundo. Actualmente se presenta como una de las favoritas para los Oscar del 2018. Mi opinión personal, pudiera ganar algún premio y sería para demostrar lo desesperados que estamos por volver a soñar, porque se nos cuente un cuento.

La realidad es que detrás de una historia de amor trillada, predecible y maniqueista se oculta una historia que se acerca mucho más a la zoofilia. Se salva porque intenta exponer los sentimientos de incomunicación, el aislamiento que la sociedad genera sobre gente “diferente”, la lucha contra los prejuicios y algunas dosis de terror.

Del Toro juega con nosotros, se arriesga. Si no nos arriesgamos ¿qué somos? Niños que ya no escuchan cuentos, porque la realidad nos ha devorado. Seres que se niegan el asombro ante lo extraordinario. Incrédulos que rechazan cualquier milagro inesperado. Esa es la realidad que se oculta en esta historia.

En fin…

Una bella película con una preciosa historia de amor. Notable, a pesar de todo. Muy notable, como casi siempre es el cine de Guillermo Del Toro. Es un cuento, pero un cuento de los buenos, de esos que hablan directamente a esa parte dormida que todos tenemos, la que todavía sigue buscando finales felices antes de acostarse. De esos de romance y pérdida, y de monstruos que intentan destrozarlos. Es por eso que, no importa por qué, este cuento se te queda en el alma. Para que recuerdes, por si se te olvida, lo maravilloso que es que nos quieran tal como somos.

 

Zoolook.cubava.cu

07/Feb/2018

Share

7 pensamientos en “Como los peces…

  1. Y a’un no cae en mis manos! :S le guardo el review a mi esposa…

    PD: Estuvimos en la ULT y en el “pedag’ogico” averiguando sobre el ingreso, es muy probable que yo aplique por Las Tunas 😀

    • Flaco… Ahora mismo estaba visitando wotdband.cubava.cu a ver que había de nuevo y náj

      Hace como un mes que tengo una copia de internet de la peli (calidad regular) y por fin ayer armé este review.

      El tiempo se vuelve escaso a veces.

      Saludos y gracias por comentar…

      • @Zoolook: es que ahora practicamente estamos inactivos, este trabajo nuevo me roba muuucho tiempo, el bajista se nos va para cienfuegos y el vocal para el ISA en La Habana as’i que imag’inate como estamos jajaja.

  2. jjeje cuando leí el título pensé en Varela, mi error!! Veamos The Shape of water, estaba loca por verla y me gustó mucho, pero esperaba más, siempre espero más, en fin lo más para mí fue la Banda Sonora, me quedé fascinada con la ambientacion, la musica, la actuacion de Sally, y el punto flojo de la historia es exactamente como dices los personajes sin matices.

    • Tengo la banda sonora. Es música realmente para soñar. Traté de subirla pero, no se por qué, me da error cada vez que lo intento.
      Sobre el título… Sip, evito usar el título original del filme cuando hago artículos. No se si será un problema psicológco, pero suelo poner los titulos que me vienen a la mente o porque me recuerden algo parecido. A veces he pensado que eso aleja los posibles lectores que se imaginan algo diferente, pero luego termino por no hacer caso de esos pensamiento.

      Saludos y gracias por tu visita…

  3. Ayer pudimos copiar la peli, pero no la voy a ver hasta que regrese mi mujer de La Habana jajaja.. además, tenemos una copia en español.. me mata la tentanción! se llevó varios premios Oscar.

    PD: el sábado aplican criterio de selección en la ULT.. wishme luck! queremos alquilarnos en Las Tunas, si sabes de algún lugar.. tirame por cualquiera de mis blogs.

    • Ya la tengo en HD en inglés, el subtítulo lo busqué en internet pues cuando la copié del pakete no traía.
      Le he vuelto a ver y mi opinión no ha cambiado ni un poquito.

      Por lo demás te deseo suerte. Yo ya estoy en la maestría, algo que ocupa un poco más el tiempo, que ya es poco.

      Saludos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *