¡Señor! ¡Sí Señor!

Whiplash1Whiplash fue aclamado por la crítica en su estreno en la noche de apertura del Festival de Cine de Sundance 2014. Caracterizada por muchos como: “Intenso, inspirador, y bien actuada”, en opinión de este humilde servidor, el filme distorsiona la historia del jazz y promociona una confusa idea sobre el genio. Pero disfruté del filme —¡mucho que lo disfruté!—, del mismo modo en que he disfrutado múltiples películas bélicas donde un joven recluta es “machacado” por su superior hasta límites insospechados, —con sección de tortura incluida, que culmina con la orden a los dos secuaces de limpiar la sangre de la batería—  (¿Hombres de Honor les dice algo?). Sigue leyendo

Share

Los Hijos (de Eduardo Galeano)

loshijosHace once años, en Montevideo, yo estaba esperando a Florencia en la puerta de la casa. Ella era muy chica; caminaba como un osito. Yo la veía poco. Me quedaba en el diario hasta cualquier hora y por las mañanas trabajaba en la Universidad. Poco sabía de ella. La besaba dormida, a veces le llevaba chocolatines o juguetes. Sigue leyendo

Share

Moog reinventa el Théremin (+Vídeo)

thereminiEn 1919, el físico ruso Lev Serguéievich Termen, inventó lo que se consideraría uno de los primero instrumentos musicales electrónicos: el théremin. Luego de varias conferencias sobre electrónica en Moscú, donde recibió positivas críticas, León Thérémin (que así afrancesó su nombre), patentó su invención en 1928 en Estados Unidos (luego de una larga gira por Europa) y posteriormente concedió los derechos comerciales de producción a RCA. En pleno siglo XXI, este antiguo instrumento vuelve a ser noticia. Sigue leyendo

Share

Noé, siglo XXI

Noah2014PosterLa moderna versión de Noé, del director Darren Aronofsky y protagonizada por Russell Crowe, ha causado gran controversia además de vestiduras rasgadas.

Las historias antiguas y de alto arraigo religioso, son una gran oportunidad para cualquier director de cine de crear una obra perdurable. Las superproducciones de Hollywood sobre temas bíblicos fueron muy amplias en el pasado siglo, pero ya en pleno siglo XXI con tantos adelantos técnicos y sobre todo de efectos especiales por computadora, la mayoría de esos clásicos son vistos por las nuevas generaciones como fósiles obras de teatro.

Este filme en cuestión, tiene profundos argumentos que la hacen una obra destacable pero a la vez incluye interpretaciones y una serie de licencias creativas del director que de cierta manera rompen con el estereotipo grabado en la mente de creyentes, e incluso de los no creyentes. Sigue leyendo

Share