Instrucciones para cantar

Minientrada

Empiece por romper los espejos de su casa, deje caer los brazos, mire vagamente la pared, olvídese. Cante una sola nota, escuche por dentro. Si oye (pero esto ocurrirá mucho después) algo como un paisaje sumido en el miedo, con hogueras entre las piedras, con siluetas semidesnudas en cuclillas, creo que estará bien encaminado, y lo mismo si oye un río por donde bajan barcas pintadas de amarillo y negro, si oye un sabor de pan, un tacto de dedos, una sombra de caballo.

Después compre solfeos y un frac, y por favor no cante por la nariz y deje en paz a Schumann.

*********************

Tomado de Historias de Cronopios y de Famas (1962), uno de los libros legendarios de Julio Cortázar.

Zoolook.cubava.cu

Share

Instrucciones para llorar

Minientrada

extranias_a_alguien

Dejando de lado los motivos, atengámonos a la manera correcta de llorar, entendiendo por esto un llanto que no ingrese en el escándalo, ni que insulte a la sonrisa con su paralela y torpe semejanza. El llanto medio u ordinario consiste en una contracción general del rostro y un sonido espasmódico acompañado de lágrimas y mocos, estos últimos al final, pues el llanto se acaba en el momento en que uno se suena enérgicamente.

Para llorar, dirija la imaginación hacia usted mismo, y si esto le resulta imposible por haber contraído el hábito de creer en el mundo exterior, piense en un pato cubierto de hormigas o en esos golfos del estrecho de Magallanes en los que no entra nadie, nunca.

Llegado el llanto, se tapará con decoro el rostro usando ambas manos con la palma hacia dentro. Los niños llorarán con la manga del saco contra la cara, y de preferencia en un rincón del cuarto. Duración media del llanto, tres minutos.

*********************

Tomado de Historias de Cronopios y de Famas (1962), uno de los libros legendarios de Julio Cortázar.

Zoolook.cubava.cu

Share

Sobre lobos y otros cuentos de terror

carnival__by_m0thyyku_deviantartLa Caperucita Roja, cuento escrito por Charles Perrault y publicado hace más de 300 años (por allá por el año 1697), que destacaba sobre los otros por ser, más que un cuento, una leyenda bastante cruel, destinada a prevenir a las niñas de encuentros con desconocidos. Cuyo argumento se sintetiza en algo más o menos así: La protagonista es una niña conocida por llevar una caperuza de color rojo, es engañada por un lobo y muere devorada tras no seguir los consejos de su madre. Sigue leyendo

Share

Lo mágico y lo sagrado

Oz2013posterHay filmes que son considerados “sagrados”: Ciudadano Kane, Lo que el viento se llevó, Tiburón, Matar a un ruiseñor, Casablanca… Han demostrado durante años su perfección, su “magnificencia” y que aún el arte se respeta —incluso hasta Star Wars estaría en esa lista si no fuera por las últimas tres películas—.

Entre estos filmes sagrados me atrevo a incluir El mago de Oz, un clásico de todos los tiempos. Probablemente la MGM no sabía en qué se metía cuando compró los derechos para hacer la película. Recrear el universo fantástico de “El maravilloso mago de Oz”, como se titula realmente en la obra de Lyman Frank Baum, se convirtió en un reto muy caro. Por si fuera poco, como suele ocurrir con todos los cuentos de niños, el trasfondo era muy serio. Sigue leyendo

Share