Lo mágico y lo sagrado

Oz2013posterHay filmes que son considerados “sagrados”: Ciudadano Kane, Lo que el viento se llevó, Tiburón, Matar a un ruiseñor, Casablanca… Han demostrado durante años su perfección, su “magnificencia” y que aún el arte se respeta —incluso hasta Star Wars estaría en esa lista si no fuera por las últimas tres películas—.

Entre estos filmes sagrados me atrevo a incluir El mago de Oz, un clásico de todos los tiempos. Probablemente la MGM no sabía en qué se metía cuando compró los derechos para hacer la película. Recrear el universo fantástico de “El maravilloso mago de Oz”, como se titula realmente en la obra de Lyman Frank Baum, se convirtió en un reto muy caro. Por si fuera poco, como suele ocurrir con todos los cuentos de niños, el trasfondo era muy serio. Sigue leyendo

Share