Melomanía Driver

El buen ritmo, la naturalidad de los diálogos y la chispa sobresalen en la reciente propuesta de Edgar Wright: “Baby Driver” (2017). Un filme de acción y a la vez una delicia para cualquier espectador melómano al mezclar magníficas secuencias de acción y persecución en automóviles con una inventiva visual y musicalmente ingeniosas. Realmente la mejor obra del director británico hasta la fecha.

Edgar Wright ha tenido una trayectoria ascendente como director y guionista, ganando prestigio ante el público y consideración como cineasta por parte de la industria. Inició su carrera con la parodia absurda y atolondrada “A Fistful of Fingers” de 1995 (un western de bajo presupuesto considerado por muchos como una gran tontería), donde ya se notaba su imaginación visual y su energía personal como realizador (elementos que ha podido demostrar más tarde al trasladarse a una narración más seria, minuciosa y pulida).

Su primer filme de culto fue una caricatura de la apocalipsis zombi, “Shaun of the Dead” (2004). Su segundo filme de culto (pasando por alto “Hot Fuzz” de 2007), fue “Scott Pilgrim vs. the World” (2010), adaptación de la novela gráfica de Bryan Lee O’Malley, cerrando una trilogía con “The World’s End” (2013), una parodia del fin del mundo, en la que podemos ver cómo había aprendido a estabilizarse en la cuerda floja del humor inteligente y la ciencia ficción.

“Baby Driver” no es un acto en la cuerda floja, aquí tenemos un Edgar Wright que ha sabido ir hasta lo más alto para darnos un verdadero espectáculo circense (cinematográficamente hablando). Un espectáculo vigoroso e impresionante donde Wright sobresale, no por lo exacerbado, sino porque su planificada elaboración se multiplica gracias a una sustancial banda sonora. Una banda sonora que apuntala cada escena para provocar emociones: Barry White, The Beach Boys, Queen, T.Rex, Beck, Blur, el jazz de Dave Brubeck y otros artistas de renombre dan la impresión de que condicionan el modo en que evoluciona la historia. Pareciera un musical pero con muy buen gusto. Hasta los disparos en las escenas de acción están coordinados al ritmo de la música.

Ansel Elgort, Jamie Foxx, Eiza González y Jon Hamm.

Respecto a los actores tenemos a Ansel Elgort como protagonista (el de la saga Divergente), con una actuación más que correcta y rodeado por un puñado de actores de la categoría de Jon Hamm, Jamie Foxx, Jon Bernthal, Eiza González, Lily James (que encarna a la encantadora Debora) y el siempre genial Kevin Spacey —que en este caso no se aprovecha al máximo pero su sola presencia justifica ver el filme—. Súmese el hecho de que los diálogos son inteligentes, sobre todo en esos monólogos donde hablan para analizar a otros sin que nadie se lo haya pedido o relatan historias que (siempre) resultan atractivas.

Kevin Spacey, su sola presencia justifica ver el filme.

Realmente el filme nos engancha con una sugerente intriga criminal, escenas de acción y persecuciones en automóviles (las mejores que he visto hasta ahora), y un repertorio musical elaborado con lucidez. Lo único que le falta es algo de profundidad en los personajes y exprimir un poco más su enfrentamiento para hacer que la historia llegue un poco más allá de donde llega.

En fin, un filme sugerente, con todo los ingredientes para ser un magnífico entretenimiento pero sobresale del montón por lo inteligente en su propuesta.

Y para descargar aquí les dejo el tema Unsquare Dance (fruto de los experimentos con el compás 7/8 de Dave Brubeck), usado en la que considero la secuencia más original de “Baby Driver”. Espero lo disfruten.

 

Zoolook
15/10/2017

Share

4 comentarios en “Melomanía Driver

  1. me gustó el film pero pienso que se pudo hacer mucho más de él, en lo referente a la melomanía está genial, sobre todo para reflejar lo que sentimos los que no podemos desprendernos de los auriculares, pero me quedé con una sensación de vacio con el supuesto romance entre Debbie y Baby, todo demasiado plástico y rápido para mi gusto, ya sé que no se puede pedir mucho de una peli de acción, pero no estaría mal palpar la química entre la parejita.

    • Sip, se podía sacar mas jugo a esa historia.
      Mi opinión personal es que el director no se quiso aventurar demasiado en los personajes, centrándose en la “acción melomaníaca”.

      Saludos y gracias por comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.