Tú también flotarás…

Para los seguidores del cine de terror nunca faltan opciones, semana tras semana salen filmes que buscan dar sustos aún a costa de los elementos más gastados del género. Sostengo mi afirmación en el hecho de que la mayor parte de esos filmes se basan en los mismos argumentos (y reconozco que hay un puñado de ellos), por lo repetitivo de los temas y el uso de los mismos métodos para asustar —generalmente manteniéndonos un largo período de silencio donde hasta las voces de los actores son casi inescuchables para luego, de repente, darte un susto con alguna tontería pero con un fuerte sonido—. Por suerte todavía hay directores que saben crear arte, Guillermo del Toro, por ejemplo, es uno de mis favoritos y recientemente el argentino Andrés Muschietti se ha agregado a mi lista.

El nombre de Andrés Muschietti sorprendió como director del cortometraje Mama del 2013, llevándose los mejores comentarios de la crítica. Según el propio Guillermo del Toro el filme incluía las escenas más aterradoras que había visto y decidió encargarse de la producción para, junto a Muschietti, convertir aquel cortometraje de apenas tres minutos en largometraje. El filme homónimo resultó todo un éxito y demostró que se puede hacer el más escalofriante filme de terror y a la vez hacer poesía.

El estreno de Eso (It, 2017), es la confirmación de que a Andrés Muschietti hay que tenerlo en cuenta. Nunca antes la novela de Stephen King había sido adaptada con más exactitud y fidelidad. Sobresale en el filme las magníficas actuaciones de los niños, muy naturales y sobre todo que entregan ese toque de belleza a una fotografía muy bien realizada que hace contraste con una historia de terror donde no se hace uso (o abuso), de esos elementos gastados que mencioné antes. La fotografía es brillante, maravillosa en todo momento, a diferencia de la permanente oscuridad general de la mayoría de los filmes de terror. Los diálogos son inteligentes, aunque por momentos nos parece que algunas cosas faltan por explicar, pero son detalles que luego dejamos pasar por alto pues el viaje de misterio nos va envolviendo con elementos muy bien elaborados. El resultado en conjunto es una auténtica joya del cine de terror con verdaderos momentos de ternura. Un contraste entre los más oscuros temores y los más emocionantes momentos de una infancia que descubre el primer amor y también el más terrible de sus miedos.

En resumen, una historia actualizada, diabólicamente aterradora pero a la vez emocional y conmovedora. Como dije anteriormente: terror con poesía.

Por lo pronto sabemos que está en planes una segunda parte de Eso. Esperemos que Andrés Muschietti se mantenga como director para entonces y nos regale nuevamente una obra clásica de Stephen King sin perder contacto con su corazón.

 

Zoolook

12/11/2017 08:52

Share

2 comentarios en “Tú también flotarás…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.